jueves, 3 de julio de 2014

Eutanasia

 

Eutanasia

En la cadena de TV6, vi una entrevista que le hicieron a Pedro Sánchez, candidato a Secretario General del PSOE, en la que nos prometía solucionar todos los problemas de los españoles. Ésta partitura es harto conocida, pero él quiso poner el acento, no en lo substancial, sino en algunos caladeros en los que puede pescar votos.

Remarcó el de una Ley para la eutanasia, por supuesto, revestida de "morir con dignidad". Todo los humanos queremos morir así, y lo podemos hacer hoy con o sin tan prometida Ley.

Como está de moda en tertulianos de medios audiovisuales: dice el DRAE de la eutanasia:

          -Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él.

          -Muerte sin sufrimiento físico.

La primera acepción  "pa su padre". Se llama suicidio o asesinato. Como todas las leyes, ésta también tendrá su puerta falsa y empezaremos a temblar cuando nos ingresen en hospitales y clínicas. ¡Joder!,  con tantos iluminados que andan pegados a nuestros talones: que si uno dice que los judíos eran ratas, otros que los negros no tenían alma, también hay quien tilda de parásitos a los viejos inútiles que sin dar un palo al agua cobran sus pensiones, los nasciturus no son humanos, herejes y ateos mejor están en la hoguera...En lugar de dejarnos en paz, cualquier día nos mandan a la "paz eterna".

La que viene después, Sr. Sánchez, no hace ninguna falta que nos la legalice. Dos amigas, recientemente, se han despedido con muchísima dignidad, difícil de mejorar. Una de ellas nos invitó a familiares y amigos a su Extremaunción y no faltó en ningún momento su serena sonrisa, recomendándome los mejores dulces y delicias que llenaban la mesa. En el momento final de sus vidas, en ambas, estuvo ausente el dolor, la desesperación y cualquier signo que pudiese empañar este momento de la vida; había paz y sosiego.

Preocúpese del paro, la pobreza, los malos resultados de la enseñanza, las amenazas del nacionalismo, la corrupción generalizada y el despilfarro. De "morir con dignidad" nos ocuparemos nosotros.

El que quiera suicidarse no tiene ningún problema a estas alturas, y los que, por nuestras creencias,  no queremos este método de pedir el finiquito, contamos con las clínicas de cuidados paliativos, en las que hay unos médicos y enfermeras que parecen más ángeles que humanos.

Termino con un juego que he visto en un hospital:

  • Hoy vienes con la tarjeta de sanidad.
  • Mañana tendrás que venir con la cartilla de ahorro.
Don Pedro Sánchez ¿Qué es verdad? 1.- Las dos 2.- Una sola 3.- Ninguna

Créame que le deseo suerte en las elecciones de su partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios aquí.

votar